A6_2

Tu bebé a las 9 semanas de embarazo

En esta novena semana tu bebé tiene el tamaño de una cereza.

No más cola

Tu bebé, en este momento se conoce como feto, se ve cada vez menos como una mancha rosada ahora que la cola ha desaparecido. En estas 9 semanas de embarazo su tronco se ha enderezado y estirado, tu pequeño mide cerca de 2,5 cm (una pulgada) de largo. 

Aceleración del crecimiento

Este es un período crítico para el desarrollo de los brazos y las piernas de tu bebé. Las piernas se alargan y las protuberancias que luego se convertirán en los dedos de los pies ¡ya comenzaron a aparecer! Mientras tanto, los brazos se han alargado y han comenzado a doblarse a la altura del codo. También se está formando una estructura básica de la mano, con los dedos y el pulgar. 

El resto del cuerpo también continúa en desarrollo: el hígado, la vesícula, el bazo, y la glándula suprarrenal.

En movimiento

Con las nueve semanas inicias el tercer mes de embarazo, ¡felicidades! Además, este tiempo marca el comienzo del período de baile. Tu pequeño ha comenzado a moverse enérgicamente, incluso en respuesta a los estímulos externos al cuerpo. Trata de ser paciente: Deberás esperar hasta el segundo trimestre para sentir realmente estos movimientos. 

Calcula la fecha de nacimiento de tu bebé con la Calculadora de Embarazo de Pampers.

Tu embarazo a las 9 semanas

Haz lugar para la leche

Semana a semana has experimentado distintos cambios físicos y emocionales, específicamente tus pechos han aumentado de tamaño, están más pesados y sensibles al tacto en este momento. Aunque continuarán creciendo a medida que tu embarazo progrese, la sensibilidad disminuirá hacia el final del cuarto mes. Es posible que comiences a ver pequeños bultos blancos en tus areolas (la parte oscura de tu pezón); éstas, llamadas glándulas de Montgomery, producirán aceites para mantener tus pezones húmedos mientras estés amamantando. 

Visita la piscina 

Muchos expertos consideran que nadar es el mejor ejercicio para las mujeres embarazadas, dado que es suave para tus articulaciones. La hormona relaxina que ahora corre por tu cuerpo hace que se relajen tus articulaciones para que tu pelvis pueda expandirse durante el parto. Si bien esto te ayudará durante el parto, asegúrate de evitar cualquier ejercicio que podría exigir mucho a tus articulaciones mientras tanto.

Cintura creciente

Es posible que tu vientre a las nueve semanas de embarazo no tenga un aspecto pronunciado y redondeado, pero es probable que tu ropa antes del embarazo se sienta un poco ajustada debido a una combinación de una cintura más gruesa y algo de hinchazón provocada por tus viejas amigas: las hormonas del embarazo.

Calambres uterinos leves

Este es un momento de cambios rápidos en tu cuerpo y es posible que experimentes calambres uterinos leves. Si los calambres son severos o si sientes otro dolor como dolor lumbar, lo mejor es que llames a tu médico para descartar cualquier problema.

Acné

Si tienes acné ahora y no lo tenía antes de quedar embarazada, o si tu acné es peor ahora que antes, puede ser uno de los síntomas de tu embarazo. Recuerda que es solo uno de esos molestos síntomas relacionados con las hormonas del embarazo que deberían desaparecer poco después de que nazca su bebé.

Náuseas matutinas

Si todavía no has experimentado náuseas matutinas, podrías ser una de las afortunadas que evitará este síntoma común. Pero si tienes náuseas matutinas, sigue comiendo comidas más pequeñas con frecuencia durante el día y recuerda mantenerte hidratada.

¿Sabías qué...?

Aún no lo sentirás, pero ¡el bebé ha comenzado a moverse! Los brazos del bebé ya son más largos y han comenzado a doblarse en el codo. Sus piernas también han aparecido como protuberancias que se convertirán en los dedos del pie.