A5_2

Tu bebé a las 8 semanas de embarazo

Hasta este tiempo de gestación, tu bebé tiene el tamaño de una frambuesa, es tan diminuto que su tamaño es como la de una bola de goma de mascar. Además, pesa cerca de 0,25 g y mide aproximadamente entre 7 y 17 mm (más o menos media pulgada). En este momento, la forma del embrión es más cúbica que redondeada.

En esta semana, empiezan a notarse algunos cambios físicos: comienzan a formarse sus diminutos pies y manos palmeados. Los brazos y las piernas empiezan a tener actividad: los brazos pueden flexionar los codos y las muñecas. De igual manera,  la cola que lucía tu pequeño comienza a desaparecer. 

El abdomen trabaja

Al formarse los intestinos, una sección media se proyecta hacia el cordón umbilical porque no hay espacio suficiente en el abdomen. Incluso en esta etapa temprana, los intestinos transportan desechos fuera del cuerpo. Dentro de un mes, cuando haya más espacio dentro del vientre de tu pequeño, los intestinos saldrán del cordón y regresarán al abdomen.

Conducción eléctrica

Si pudieras tocar el cuerpo de tu bebé, verías que reacciona con un sacudón. Esto se debe a que  el sistema nervioso que se está desarrollando ya está conectado a los músculos. ¡Qué maravilloso!

Tu embarazo a las 8 semanas

Busca buena atención

En estas 8 semanas de embarazo es buen momento para que elijas un ginecólogo-obstetra, un médico familiar, una enfermera de práctica avanzada o una partera, es importante que te sientas cómoda con su filosofía y prácticas. Como parte de un embarazo saludable, tus visitas serán programadas normalmente una vez al mes hasta los últimos dos meses de tu embarazo, cuando se hagan con mayor frecuencia hasta el nacimiento del bebé. 

Como futura mamá, estos controles regulares te dan la oportunidad perfecta para hacer preguntas y plantear inquietudes, así que debes ir preparada. Calcula la fecha de nacimiento de tu bebé con la Calculadora de Embarazo de Pampers.

Náuseas matutinas

Puedes estar lidiando con náuseas e incluso vómitos en este momento. La buena noticia es que los síntomas de las náuseas matutinas suelen desaparecer durante el segundo trimestre. Por ahora, intente mordisquear galletas saladas antes de levantarse y trate de comer cinco o seis comidas pequeñas al día, en lugar de tres grandes.

Aversiones a la comida y al olfato

Ciertos sabores y olores que nunca te han molestado antes pueden parecer dominantes o repugnantes, gracias al aumento de hormonas que amplifican tu sentido del olfato y hacen que tu estómago se sienta como si estuvieras en una salvaje montaña rusa.

Cuándo anunciarlo

Algunas mujeres les cuentan a sus amigos y familiares sobre el nacimiento del bebé inmediatamente. Otras eligen esperar hasta que haya pasado el primer trimestre, cuando ya ha disminuido el riesgo de aborto natural. Recuerda que no hay una regla, cada pareja lo hace a su ritmo. Si quieres inspiración para hacer este anuncio, aquí te dejamos algunas ideas.

¿Sabías qué...?

Te encuentras en el primer trimestre, el cual termina con la semana 12. 

Semana a semana tu bebé está muy ocupado desarrollándose. Sus intestinos están empezando a formarse, los diminutos pies y manos palmeados están empezando a desarrollarse y los ojos aparecen en el lado de la cabeza.

Consejo rápido para mamá

Para estas 8 semanas de embarazo deberías haber completado tu primera visita prenatal al médico. Si tienes náuseas matutinas, recuerda que son parte de los síntomas del embarazo, trata de tener algunas galletas junto a tu cama para comerlas antes de levantarte y trata de hacer de cinco a seis comidas pequeñas al día, en lugar de tres comidas grandes. ¡No te olvides de evitar los alimentos grasosos!