A30_2

Tu bebé a las 33 semanas de embarazo

¡Felicidades! Tu bebé no para de crecer, en esta semana 33 de embarazo tu pequeño tiene el tamaño de una piña.

Estudio rápido

En este momento, el bebé puede ver el mundo líquido a su alrededor, experimentar sensaciones cuando sujeta un dedo del pie o succiona un dedo, probar el líquido amniótico y escuchar los latidos de tu corazón. Como no hay aire dentro del saco amniótico no se transmiten olores, pero si lo hubiera, el bebé podría oler su entorno.

Está alerta

Durante estas 33 semanas de embarazo y, a causa del tremendo crecimiento del cerebro del bebé, el crecimiento de su cabeza ha aumentado aproximadamente 1,3 cm (media pulgada). 

Atención con el menú

En este tercer trimestre, y como parte de un embarazo saludable, es importante que prestes atención a tu dieta. En las próximas semanas es cuando las necesidades de proteínas y grasas de tu bebé están más altas, así que asegúrate de ingerir comidas balanceadas. En esta semana de embarazo tu bebé mide 42 cm (16,5 pulgadas) y pesa más de 1,8 kg (4 libras), y duplicará su peso durante las próximas siete semanas.

Tu embarazo a las 33 semanas

Aumento de peso

Es normal que durante tu embarazo semana a semana aumentes alrededor de medio kilo por semana hasta inmediatamente antes del parto. No trates de detener el aumento de peso: tu bebé necesita peso adicional ahora; habrá mucho tiempo para perder peso después del nacimiento, después de recién nacido.

Micción frecuente

Tu bebé en crecimiento podría estar moviéndose más profundamente en tu pelvis, ejerciendo una presión no deseada sobre tu vejiga. Esto significa que probablemente orines con más frecuencia de día y de noche. Esta presión sobre la vejiga también puede provocar pérdidas cuando te ríes, toses o estornudas. No hay mucho que puedas hacer para aliviar este síntoma, no disminuyas el consumo de agua potable porque mantenerte hidratada es especialmente importante. Sin embargo, puede ser útil que te asegures de usar el baño antes de salir de casa o de ir a una reunión en el trabajo, por ejemplo.

Contracciones de Braxton Hicks

Te estás acercando a tu fecha de parto, por lo que esas contracciones de "práctica" pueden estar acelerando y fortaleciéndose. Si crees que pueden ser verdaderas contracciones del trabajo de parto, es una buena idea programarlas; las contracciones típicas del trabajo de parto durarán hasta 90 segundos y aparecerán y desaparecerán a intervalos regulares. Es más probable que las contracciones de Braxton Hicks ocurran por la noche y después de una actividad física como el ejercicio o el sexo, y disminuyen cuando te mueves o cambias de posición. Si tienes alguna duda sobre los síntomas que estás experimentando a las 33 semanas de embarazo, comunícate con tu médico.

Tolerar el dolor de muñeca

En esta semana 33 de gestación muchas mujeres embarazadas desarrollan síndrome del túnel carpiano caracterizado por una inflamación alrededor de los nervios de la muñeca debido a la retención de agua. El dolor y la inflamación probablemente desaparecerán después de dar a luz. Mientras tanto, intenta cambiar de posición para dormir de modo que no ejerzas presión sobre tus manos o muñecas; o quizá quieras usar una muñequera para mantener tu muñeca extendida. Asegúrate de contarle a tu médico sobre cualquier dolor que sientas.

¿Sabías qué...?

Tu bebé ha crecido tanto que hay menos líquido amniótico en el útero y más bebé, ¡por lo que sentirás las patadas y los golpes aún más!  ¿Sabías que puedes calmar a tu bebé al mecerte en una mecedora, balanceándote en una pelota de parto o haciendo un balanceo pélvico sobre tus manos y rodillas? ¡Felicidades! Lo estás haciendo muy bien, ¡prepárate para llegar a la semana 34 de embarazo.