A29_2

Tu bebé a las 32 semanas de embarazo 

Tu pequeño continúa en crecimiento y desarrollo. Hasta este tiempo, tu bebé tiene el tamaño de un repollo chino; pesa entre 1,6 y 1,8 kg (3,5 y 4 libras) y mide aproximadamente entre 17 y 18 pulgadas estirado.

Altibajos

La mayoría de los bebés se ubican cabeza abajo o de vértice en esta semana. Idealmente, el bebé permanecerá en esta posición hasta que des a luz. Aunque también puede cambiar de posición varias veces antes del gran día.

Lleno hasta el tope

Hasta estas 32 semanas de embarazo y con casi dos pintas (un litro) de líquido amniótico en tu útero en este momento, es muy fácil para tu bebé poder voltearse cabeza arriba y cabeza abajo. Durante las próximas ocho semanas, la cantidad de fluido disminuirá al aumentar el tamaño del bebé.

Tu embarazo a las 32 semanas

Bajo las costillas

En esta semana 32 de embarazo sentir los movimientos del bebé es tierno, pero no es tan agradable cuando un pie se queda atascado debajo de tu cavidad torácica. Prueba recostarte de costado o cambiar de posición para hacer que se mueva. 

Se duplican los controles

Al llegar a la semana 32, la mayoría de los médicos querrán comenzar a verte cada 15 días en vez de una vez al mes, también es buen momento para consultar con tu médico cualquier duda que tengas respecto al gran día del parto. Entre otras cosas, tu médico buscará signos de infección, parto prematuro o preeclampsia.

Simulacro de parto

Una visita al centro de salud donde tendrás a tu recién nacido te permitirá conocer las salas de parto y posparto y familiarizarte con los procedimientos de ingreso y otros trámites. Saber dónde ir y qué hacer de antemano evitará las corridas de último momento cuando estés en trabajo de parto. Quizás quieras identificar y recorrer dos rutas diferentes para llegar al hospital.

Días de escuela

Curso preparto

Participa activamente en tu curso de preparación, haz muchas preguntas y conversa abiertamente sobre tus esperanzas y temores. No olvides llevar a tu pareja para que ambos puedan estar preparados cuando llegue el momento de tener a su bebé en brazos.

Dientes flojos

Los cambios hormonales pueden hacer que tus ligamentos se relajen y estas mismas hormonas también pueden afectar los pequeños ligamentos que mantienen los dientes en su lugar. A medida que estos ligamentos se relajan, tus dientes pueden sentirse más flojos. Ten la seguridad: es poco probable que realmente pierdas un diente por esta razón, y esta sensación generalmente desaparece después de haber dado a luz.

Úlceras de boca

Es posible que te salgan estas llagas porque tu sistema inmunológico trabaja horas extras para eliminar los gérmenes de la boca. La buena noticia es que las llagas suelen desaparecer después del embarazo.

¿Sabías qué...?

La piel del bebé ya no está colgando y ahora parece rosa y suave, gracias a la nueva cantidad de grasa desarrollada. ¡Comienza a parecerse al bebé de tus sueños! Y ahora que tu pequeño está probablemente en una posición cabeza abajo, ¡prepárate para su gran llegada al mundo!

Consejo rápido para mamá

Ahora es el momento de inscribirte en un curso preparto. Con tu pareja recibirán mucha información útil acerca del parto y del nacimiento, conocerán a otros futuros padres y aumentarán su confianza para el apasionante gran día que tienen por delante. ¡Felicidades! Lo han hecho muy bien, esperemos con ansias las sorpresas de la semana 33 de embarazo.