Prepararse para el embarazo - Tres pasos claves

Quizás estés pensando en tener tu primer bebé, o tal vez recién hayas empezado a imaginar cómo sería tener otro bebé en la casa y te preguntes ¿Cómo preparar el cuerpo para un embarazo? Te dejamos 3 recomendaciones para antes de embarazarse y mantenerte saludable.

Las medidas que tomes ahora te ayudarán a proteger tu salud, así como la de tu bebé, en el caso de que decidas quedar embarazada.

Toma un complejo multivitamínico

El truco es tomar alguno que contenga 400 mcg de ácido fólico. El ácido fólico es una de las vitaminas del grupo B más importantes para el crecimiento y desarrollo fetal. Y conviene tomar mucho incluso antes de quedar embarazada, ya sea como parte de un complejo multivitamínico o por separado.

Sin embargo, evita las altas dosis de cualquier vitamina, especialmente las vitaminas A, D, E y K. Pueden causar anomalías congénitas si tomas más de las cantidades diarias normales recomendadas. Las vitaminas prenatales normales no tienen grandes cantidades de ninguna vitamina.

Consulta a tu médico

Concierta una visita previa al embarazo. Este tipo de visita, cuando todavía no estás embarazada, gira en torno a tu salud y bienestar general en todo lo relacionado con el embarazo. El médico controlará si tus vacunas contra la rubéola o tos ferina están al día.

Además revisará lo siguiente:

  • Tu historia clínica y los antecedentes de salud de tu familia. Algunos problemas de salud en tu familia pueden transmitirse a tus hijos. El médico puede remitirte con un asesor en genética.

  • Puedes necesitar exámenes de sangre o puede que necesites ponerte al día con las vacunas antes de estar embarazada.

  • El médico hablará contigo respecto a medicamentos, hierbas y suplementos que puedas estar tomando. Estos pueden afectar al feto. Tu proveedor de atención médica puede recomendarte cambios de medicación antes de embarazarte.

  • Los problemas de salud crónicos, como el asma o la diabetes, deben estar estables antes de embarazarse.

  • Si eres obesa, tu proveedor recomendará que bajes de peso antes del embarazo. Hacerlo reducirá el riesgo de tener complicaciones durante el embarazo.

 Ve al dentista

El embarazo comporta una serie de cambios orgánicos y de conducta que pueden repercutir en la cavidad bucal provocando un mayor riesgo de caries y de enfermedad de las encías. Es por ello que cuando la mujer planee quedar embarazada o sepa de su embarazo, debería solicitar una visita de revisión con su odontólogo que le indicará si tiene alguna patología y realizará los tratamientos preventivos necesarios.

Los procedimientos odontológicos complejos aumentan los riesgos de infección durante el embarazo, así que asegúrate de que tus dientes estén en perfectas condiciones.

Estos tres pasos, así como el ejercicio regular y una dieta equilibrada, son la mejor manera de asegurarte de estar lista para un embarazo, planificado o no.

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.