¿Cómo amamantar correctamente al bebé?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan que los bebés inicien la lactancia materna en la primera hora del nacimiento y sean amamantados exclusivamente durante los primeros 6 meses de vida, es decir, que no se les proporcionen otros alimentos ni líquidos, ni siquiera agua. 

Además, sugieren que los bebés deben ser amamantados bajo demanda, es decir, tan a menudo como el niño quiera, día y noche; y no se deben usar biberones, tetinas ni chupetes. 

Es por eso que durante las primeras horas en tus brazos, tu bebé estará listo para ser alimentado por primera vez. Ya sea que optes por la lactancia materna o no, seguramente pasarás mucho tiempo alimentando a tu bebé las primeras semanas y meses.

La leche materna

La leche materna es el alimento ideal para los lactantes, la OMS resalta estas principales propiedades:

  • Es segura, limpia y contiene anticuerpos que protegen de muchas enfermedades propias de la infancia. 

  • Suministra toda la energía y nutrientes que una criatura necesita durante los primeros meses de vida

  • Continúa aportando hasta la mitad o más de las necesidades nutricionales de un niño durante la segunda mitad del primer año, y hasta un tercio durante el segundo año. 

Y es que los niños amamantados muestran un mejor desempeño en las pruebas de inteligencia, son menos propensos al sobrepeso o la obesidad y, más tarde en la vida, a padecer diabetes. ¿Qué hay de las madres? Las mujeres que amamantan también presentan un menor riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario. 

Así que si te preguntabas ¿cómo amamantar correctamente? o ¿Cómo lograr un buen agarre del bebé al pecho? ¿Cuál es la mejor posición para amamantar? Aquí te explicaremos esto y más.

Amamantar puede ser lo más natural del mundo, aunque no siempre es sencillo. Puede tomarles tiempo a ti y a tu bebé acostumbrarse. Recuerda, es la primera vez para ambos.

Primero, debes saber que la leche materna que fluye por primera vez es una sustancia especial llamada calostro. Es un fluido de color amarillento repleto de proteínas y anticuerpos que fomentan la inmunidad y son lo mejor para el bebé.

Amamantar puede ser una tarea difícil al principio, de modo que no debes preocuparte. Comunícate con un médico o un asesor de lactancia para que te ayude. Si por cualquier razón no vas a amamantar, existen alternativas de leche de fórmula disponibles en el mercado. Lo más importante es que tu bebé logre la nutrición que necesita.

“Alimentar al bebé es una experiencia diferente para cada mamá e hijo. Fue una experiencia más desafiante de lo que pensé, pero esperé, escuché los consejos de otras madres y enfermeras, y logré lo que funcionó para ambos.”

Karen, mamá de Dominic, de 2 meses

Consejos para madres

  • La clave para la primera vez: Espera a que la boca de tu bebé esté bien abierta y luego ayúdalo a que se agarre a tu pecho.

  • La boca del bebé debe abarcar la aureola completa.

  • La acción de succión en la aureola es lo que hace que fluya la leche.

  • Si no sientes que lo está haciendo bien, una de las técnicas para amamantar es que utilices tu dedo para interrumpir la succión e intentarlo nuevamente.

  • Cada vez que amamantas dura generalmente entre 20 y 45 minutos cada 3 horas.

  • Revisa que tu bebé esté comiendo bien al controlar el tiempo que estuvo mamando, de qué pecho, y cuenta la cantidad de pañales que mojó.

  • Los primeros días, debe mojar de 1 a 3 pañales por día.

  • Un pañal con un indicador de humedad activado por orina puede ayudar con esto.

¿Cómo sé si mi bebé come lo suficiente?

¡En los pañales! Estos son excelentes indicadores de si está ingiriendo lo que realmente necesita. Puesto que la primera leche que tu recién nacido recibe (calostro) es concentrada, es posible que el bebé solo moje uno o dos pañales hasta que comience a bajar la leche, lo que suele ocurrir unos 3 o 4 días después del nacimiento.

Por lo que a partir del cuarto día, puedes estar atenta a las siguientes señales:

  • Tu bebé moja seis o más pañales por día con orina transparente o muy clara

  • Tu bebé mueve el vientre dos o más veces por día y su excremento tiene el aspecto de semillas amarillentas. 

Tu bebé probablemente esté comiendo lo suficiente si:

  • Parece estar alerta y satisfecho

  • Aumenta de peso de manera regular

  • Hace entre ocho y doce tomas al día

Recuerda que cada bebé es distinto, por lo que esto es un buen punto de referencia al principio, generalmente durante el primer mes porque las tomas frecuentes ayudarán a estimular tu producción de leche. Una vez que la producción de leche esté bien establecida, la lactancia debe ser a demanda: cada vez que el bebé tenga hambre, aproximadamente cada 1 a 4 horas. 

Pero recuerda que, si tienes suerte, es posible que tu bebé se alimente cada hora durante un tiempo y que después duerma unas 4 o 5 horas seguidas.

No olvides que puedes necesitar un poco de práctica al principio, pero hay muchas razones para que pongas tu mejor esfuerzo en amamantar. ¡Lo estás haciendo muy bien!

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.