Primeros síntomas antes del parto

Si bien no hay una sola serie de síntomas horas antes del parto, pero hay algunas señales habituales de que está por empezar el trabajo de parto. No todas los tienen, pero si es tu caso, hay muchas probabilidades de que tú y tu bebé estén por verse por primera vez.

“La noche anterior a empezar el trabajo de parto, tuve una enorme ola de energía y tuve una sesión exhaustiva de aseo de la casa; menos de 24 horas después, conocí a Lola por primera vez.”

Sandra, mamá de Lola, de 8 meses

Síntomas

Puede que los síntomas sean 24 horas antes del parto o bien, pueden ser síntomas de los últimos días antes del parto. Recuerda que cada persona los presenta de manera distinta, si tienes dudas, consúltalo con tu médico.

En la primera etapa del trabajo de parto pueden presentarse algunos de estos síntomas:

  • Aligeramiento. Esto ocurre cuando tu bebé se asienta en tu pelvis, puede ser unas semanas u horas antes del parto. Se denomina “aligeramiento” porque el bebé no hará presión contra el diafragma y podrás respirar más fácilmente; puede que también sientas la necesidad de orinar con más frecuencia.

  • Secreción rosada. Puede que notes una secreción vaginal rosácea o con vetas de sangre. Esto es parte de la pérdida del tapón mucoso que sellaba el cuello del útero durante el embarazo. Puede ocurrir hasta dos semanas antes de que comience el trabajo de parto.

  • Rompimiento de bolsa. A pesar de que lo ves en películas, la mayoría de las mujeres no tiene un enorme chorro de agua cuando ocurre el también llamado rotura de bolsa. Puede sentirse como un estallido, o más bien un hilito de agua. De cualquier manera, si sospechas que has roto bolsa, avísale a tu doctor o partera (matrona) enseguida.

  • Contracciones. Las contracciones tempranas pueden parecer dolores menstruales que se sienten cada 20 a 30 minutos. Gradualmente se vuelven más frecuentes. Cuando ocurren cada tres a cinco minutos, estarás en trabajo de parto activo. Para controlar el tiempo de tus contracciones, anota la hora exacta a la que comienza (intervalo) y cuánto dura (duración).

El dolor en el trabajo de parto

El dolor durante el trabajo de parto lo causan las contracciones de los músculos y la presión sobre el cuello uterino. Es importante recordar que el dolor se puede sentir como un cólico intenso en el abdomen, las ingles y la espalda, así como una sensación de malestar general. 

El dolor durante el trabajo de parto es diferente para cada mujer. Algunas mujeres embarazadas también lo sienten en los costados o en los muslos.

Toma en cuenta que otras causas del dolor durante el trabajo de parto incluyen la presión que ejerce la cabeza del bebé sobre la vejiga y los intestinos, y el estiramiento del canal de parto y la vagina.

A menudo, no es el dolor en cada contracción lo que las mujeres consideran más duro, sino el hecho de que las contracciones son constantes y, conforme el trabajo de parto avanza, hay cada vez menos tiempo entre una contracción y otra para relajarse.

Recuerda que si crees que estás iniciando el trabajo de parto, deberías llamar a tu médico. Ten a la mano tus notas para comentárselas y él tenga toda la información de tus síntomas. ¡Tranquila! No tengas miedo de llamarle en cualquier momento, día o noche.

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.