Cómo calmar a un bebé - Consejos

¿Cómo tranquilizar a un bebé? ¿Te preguntas por qué tu bebé se chupa el dedo? ¿Te preocupa que eso genere más daño que bien? Esto es lo que debes saber al respecto de las técnicas calmantes.

Chuparse el dedo

Chuparse los dedos es un comportamiento instintivo para los recién nacidos. Quizás desees evitar que tu bebé se chupe el dedo para evitar que sus dientes le salgan torcidos. Sin embargo, es mejor permitir que disfrute del hábito por el momento. La capacidad de autocalmarse ayudará a tu bebé a quedarse dormido con más facilidad, y a dormirse de nuevo si se despierta por la noche.

Otras técnicas 

¿Cómo calmar a un bebé que llora mucho? La mayoría de los bebés experimenta ataques de llanto, a menudo por las tardes. No te preocupes demasiado si no encuentras la razón. Llorar puede ser una parte normal de la maduración de su sistema nervioso. Intenta lo siguiente:

  1. Mecerlo o arroparlo

  2. Cantarle suavemente

  3. Llevarlo a un portabebés

  4. Darle un baño relajante

  5. Acerca a tu bebé a tu pecho y respira profundamente mientras lo tienes cerca de ti

  6. Reproduce sonidos tranquilizadores

  7. Pon música suave

  8. Sal a dar un paseo

  9. Dale un tiempo de tranquilidad a solas en su cuna

Hay muchas formas de calmar a tu pequeño cuando está angustiado, pero puede que tengas que probar y equivocarte para ver cuál funciona mejor para tu bebé. La próxima vez que tu bebé llore -y no sea porque tenga hambre o necesite que le cambies el pañal mojado o sucio- prueba uno de los métodos para calmar el llanto y observa cuál funciona.

Aunque los episodios de llanto de tu pequeño pueden ser desgarradores, pasarán en poco tiempo. Mantén la calma y lee más acerca de cómo calmar a tu bebé y fomentar un mejor sueño.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.