Manchas de nacimiento o hemangiomas en bebés

¿Qué son los hemangiomas?

¿Te has preguntado acerca de las manchas rojas en recién nacidos? Sigue leyendo y te explicamos lo que debes saber acerca de ellas. Las marcas rojas y planas, llamadas hemangiomas o frutillas (fresas), son las marcas más comunes en la piel de los bebés, y aparecen en hasta un 2.5% de los recién nacidos. 

El hemangioma puede:

  • Encontrarse en las capas superiores de la piel (hemangioma capilar)

  • Encontrarse más profundo dentro de la piel (hemangioma cavernoso)

  • Ser una mezcla de ambos

Los hemangiomas parecen una protuberancia gomosa y está compuesta por vasos sanguíneos adicionales en la piel.

¿Cuándo aparecen los hemangiomas

La mayoría de los hemangiomas, que pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, aparecen dentro de las primeras tres a cuatro semanas de vida, o bien algunos se presentan desde el nacimiento.

Durante el primer año de vida de tu hijo, la marca roja crece rápidamente hasta convertirse en una protuberancia esponjosa y de aspecto gomoso que sobresale de la piel. El hemangioma entonces entra en una fase de reposo y, eventualmente, comienza a desaparecer lentamente.

Muchos hemangiomas desaparecen antes de los 5 años de edad y la mayoría desaparecen antes de los 10 años. Una vez que el hemangioma desaparece, la piel puede quedar ligeramente decolorada o elevada.

Síntomas de los hemangiomas

Un hemangioma puede estar presente al nacer, pero aparece con más frecuencia durante los primeros meses de vida. ¿Cómo inicia? Comienza como una marca plana y roja en cualquier parte del cuerpo, con mayor frecuencia en:

  • La cara

  • El cuero cabelludo

  • El pecho 

  • La espalda

Por lo general, un niño tiene solo una marca. Aunque algunos niños pueden tener más de una, particularmente si nacen en un parto múltiple.

Tratamiento de los hemangiomas

La mayoría de los hemangiomas pequeños o sin complicaciones pueden no necesitar tratamiento. Y con frecuencia desaparecen por sí mismos y la apariencia de la piel regresa a la normalidad. Aunque en algunos casos, se puede usar láser para eliminar los vasos sanguíneos pequeños.

Respecto a medicamentos, tomar los betabloqueadores también puede ayudar a reducir el tamaño de un hemangioma. 

Mientras que los hemangiomas cavernosos que comprometen el párpado y obstruyen la visión se pueden tratar con inyecciones de esteroides o láseres para reducir su tamaño. Esto ayudaría a que la visión se desarrolle normalmente.

Por su parte, los hemangiomas cavernosos grandes o los mixtos se pueden tratar con esteroides orales o inyecciones en el hemangioma.

Recuerda que si tu bebé tiene un hemangioma problemático, tu pediatra o el dermatólogo pediátrico pueden hablar contigo sobre los posibles tratamientos.

¿Hay otras marcas de nacimiento como estas?

Existen otras marcas que pueden aparecer en la piel de un bebé que también ocurren cuando circula más sangre de lo habitual en los capilares que están debajo de la piel. Por ejemplo, las manchas en vino de Oporto adoptan un color violeta rojizo y suelen ser permanentes; al igual que los hemangiomas, las marcas de la cigüeña generalmente desaparecen, pero pueden permanecer si se encuentran en la parte de atrás del cuello.

Recuerda que cada bebé es diferente, por lo que los hemangiomas también lo son. Si notas que algo se está desarrollando en la piel de tu bebé, no dudes en consultar con tu médico, él dará el mejor diagnóstico. Conoce aquí más información acerca del desarrollo de tu recién nacido.

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.