A27_2

Tu bebé a las 30 semanas de embarazo

Como parte de tu embarazo semana a semana tu bebé está creciendo, ahora tiene el tamaño de un repollo grande, pesa alrededor de 1,4 kg (3 libras) esta semana y mide algo más de 27 cm (10,8 pulgadas) de la coronilla al cóccix. El largo total, incluidas sus piernas, es de alrededor de 43 cm (17 pulgadas).

Progresando

El cerebro de tu bebé continúa su increíble desarrollo. Durante esta semana 30, su cerebro comienza a adoptar una apariencia arrugada distintiva. Estos surcos son llamados circunvoluciones, y le permiten al cerebro contener más neuronas. 

El lanugo, el cabello ultrafino que cubría el cuerpo de tu bebé, comienza a desaparecer.

Comida compartida

Como parte de un embarazo saludable, es importante que sepas que el calcio de la leche que bebes va directamente al desarrollo de sus huesos. De la misma forma, el hierro de tus vitaminas prenatales y las comidas ricas en hierro que comes aumentan su suministro de hierro, el cual le durará hasta que el bebé tenga de seis a nueve meses de edad. Conoce cuánto calcio y hierro es suficiente en el embarazo.

Las proteínas también son fundamentales ahora porque apoyan el crecimiento saludable de las células de todo su cuerpo.

Tu embarazo a las 30 semanas

La comezón del séptimo mes

La piel de tu vientre puede comenzar a picar al estirarse. Esta comezón es otro efecto secundario normal del embarazo, pero ten en cuenta que si te rascas será peor. En su lugar, intenta masajear tu abdomen suavemente con una loción humectante. 

En busca del Doctor correcto

No es demasiado pronto para comenzar a buscar un pediatra, un médico familiar o una enfermera de práctica avanzada para tu bebé; de hecho, cuanto antes, mejor. Es importante encontrar un proveedor con quien todos se sientan a gusto ya que se verán muy a menudo (especialmente durante el primer año del bebé).  Es normal sentirse confusa, pero pide recomendaciones a tus amigos y tómate el tiempo de entrevistar a cada candidato.

Contracciones de Braxton Hicks

Si sientes opresión en el abdomen, es posible que estés experimentando las llamadas contracciones de Braxton Hicks, estas son contracciones que ayudan a tu cuerpo a prepararse para el trabajo de parto, pero no son una señal real de que realmente estés en trabajo de parto. Pueden ocurrir con más frecuencia cuando estás cansada o deshidratada, y tienden a presentarse más tarde en el día.

Las contracciones de Braxton Hicks pueden fortalecerse a medida que se acerca la fecha de parto, y puede resultar complicado saber si estás experimentando estas contracciones de práctica o si estás entrando en trabajo de parto. Si experimentas contracciones o calambres a las 30 semanas de embarazo y no estás segura de si son de Braxton Hicks o verdaderas contracciones del parto, o algo completamente distinto, comunícate con tu proveedor de atención médica, quien podrá evaluar tus síntomas.

¿Sabías qué...?

En esta etapa del embarazo, el tercer trimestre, tu bebé está empezando a aumentar de peso. En las restantes semanas de embarazo, ¡el bebé duplicará o triplicará su peso!

Como resultado, este es el período de tu embarazo en el que tú también aumentarás bastante de peso. ¿Lista para la semana 31 de embarazo? ¡Felicidades, lo estás haciendo muy bien!